Maquillaje teatral: adaptar un curso en tiempos de pandemia

 

La académica Lilian Vasquez revela su experiencia transmitiendo los conocimientos que enseña hace más de 15 años, ahora, en un formato a distancia. “Ante la dificultad, uno hace un mayor esfuerzo y pese a la distancia nunca me había sentido más cercana a un grupo de estudiantes”, afirma. 

Durante el primer semestre 2020, estudiantes de las carreras de Arte, Educación y Diseño participaron del curso Maquillaje teatral, impartido a distancia por la actriz y académica de la Escuela de Teatro, Lilian Vásquez. Debido a la pandemia, el curso experimentó un giro en su metodología que consistió en la grabación de cápsulas para que las estudiantes pudieran desarrollar los ejercicios desde sus hogares. 

“Aprovechamos el elemento tecnológico y lo hicimos nuestro aliado”, afirma Lilian Vásquez acerca de algunos de los cambios experimentados durante este semestre: “por ejemplo, si hasta ahora era yo quien dejaba registro en cada ejercicio, ahora cada estudiante logró recrear un espacio para dar vida a sus propuestas. Pienso que eso quedará instaurado en adelante”, comparte la académica sobre el futuro del curso. 

Otro elemento novedoso que surgió en este formato a distancia, fue que algunas de las estudiantes trabajaron en varias oportunidades, usando como modelos a sus mamás, papás o hermanos. “Fue muy lindo ver cómo en alguna medida, ellos formaron parte de este proceso”, destaca la académica, que da clases de esta disciplina desde hace 15 años.

“Ante la dificultad, uno hace un mayor esfuerzo y pese a la distancia nunca me había sentido más cercana a un grupo de estudiantes”, puntualiza. 

Los contenidos del semestre

De acuerdo a Lilian Vásquez, el curso inicia con el estudio de la fisonomía facial, para lo cual se desarrolla un ejercicio enfocado en redescubrir e identificar la propia y particular forma del rostro. En la segunda unidad, se aborda el envejecimiento como uno de los aspectos más importantes en la interpretación de personajes de distintos rangos etarios; mientras que en la tercera unidad, la transformación permite a los estudiantes cambiar su propio tipo de rostro en pos de una creación. “En este ejercicio existe un análisis morfopsicológico que abordamos y que influye a la hora de crear un personaje. Además, se incluye la caracterización, en donde el alumno también debe proponer el vestuario de su personaje”, explica Lilian Vásquez. 

Dependiendo de los tiempos y la contingencia universitaria de cada año, el curso ha abordado el maquillaje de efectos especiales. Algunas técnicas que le permiten a los alumnos experimentar con heridas, contusiones, cortes etc.  Y se finaliza con un maquillaje de fantasía  (de diseño propio) en el que el estudiante propone una estética particular que aplique la mayoría de los aprendizajes vistos en el curso.

“Este año en particular dejamos de lado ciertos contenidos, como efectos especiales y maquillaje de transformación, incluyendo en su reemplazo maquillaje publicitario” afirma Lilian Vásquez, quien asegura ya estar planificando y enfocando el segundo semestre, cuando se impartirá una versión dirigida a los y las estudiantes de la Escuela de Teatro.